parallax background

La experiencia de la Coordinadora No Al Mall Vivo y la demanda por una ciudad justa

Herminda González sobre la experiencia urbana de las trabajadoras sexuales
Agosto 2, 2019
Vivir Juntos
Octubre 13, 2019
 
Somos vecinos de la Villa La Portada de Ñuñoa, formada por 220 casas de 3 pisos, ubicadas en el sector sur poniente de la comuna. Nuestra Villa, en sus 30 años de existencia, se ha caracterizado por su arquitectura a escala humana, amable con el entorno, con amplios espacios públicos, áreas verdes, donde podemos disfrutar del sol y muy acorde con la vida de barrio que nos instó a formar nuestro hogar en esta comuna disfrutando de una vida de barrio de gran valor y calidad para todos nosotros.

Coordinadora No al Mall Vivo

 
 
Con preocupación y gran desazón, hemos visto como en los últimos años nuevamente la modernidad de mano ahora de las inmobiliarias, ataca ferozmente nuestra Vida de Barrio.

Coordinadora No al Mall Vivo

E l proyecto Mall Vivo Ñuñoa y sus impactos en nuestras comunidades

En  marzo del 2017 en nuestra Asamblea Ordinaria,  nos enteramos del  Mega Proyecto comercial e inmobiliario de la empresa Vivo Corp.,  ubicado en  Avenida  Vicuña Mackenna  N° 1962 al 1970, con un total de 210.500 m2 construidos  ( corresponde a 21  manzanas), con un Mall de  6 pisos con  tiendas  comerciales ,  2 torres de 22  pisos  con 400 departamentos ( de entre 38 y 50 m2) y 1  torre de 11 pisos para oficinas, con  7 subterráneos con  2.504 estacionamientos. Este proyecto tiene una  carga ocupacional de 16.492 personas, y pretenden construirlo justo detrás de nuestra Villa.

El titular presentó  al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA)  una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de una parte del proyecto (1° Etapa de  demolición, excavación y  socalzados)  en circunstancias que el proyecto debió ser  presentado completo, tal como lo establece la legislación ambiental vigente. En este sentido, nos impresiona cómo se ha llevado a cabo una maniobra para ir poco a poco avanzando en su proyecto y evitar un verdadero Estudio de Impacto Ambiental, debido  a que será un gran impacto en nuestra  villa y en toda la zona de influencia. Este estudio se hace necesario toda vez que se trata de un proyecto con un equipamiento a escala mayor, cuyo impacto no sólo será comunal sino metropolitano, teniendo en cuenta su escala y ubicación geográfica, colindante en 4 comunas de la capital (Santiago, Ñuñoa, San Joaquín y Macul).

Solicitamos Participación Ciudadana  en los plazos legales; ésta fue  rechazada (Res. exenta N° 0327 del 20/Julio/ 17) al igual que  se rechazó  el recurso de reposición (Res. Exenta 0483 del 10/10/17) a pesar del gran impacto que este mega proyecto provoca  con sus significativas e irremediables externalidades  negativa que afectan la vida y costumbres de los vecinos que nos  encontramos dentro del área de influencia del mismo.

El Anteproyecto fue ingresado a la DOM (Dirección de Obras Municipales) de Ñuñoa  a fines del año 2014, pero ni el Municipio ni la empresa Vivo Corp., se acercaron a nuestra comunidad, los vecinos directamente afectados y que colindamos  con el terreno en donde se realizaría el proyecto, para informarnos de éste y recabar antecedentes del de su impacto, especialmente en los sistemas humanos.

Con toda la información, en septiembre  del año pasado (2017), nosotros, como Directiva de la Junta de Vecinos  y, por ende como representantes legales de nuestra comunidad, realizamos una encuesta para que los vecinos de nuestra villa manifestaran su opinión con respecto al proyecto. En este proceso participó  el 68% de nuestros  vecinos y  la mayoría se pronunció  con un rotundo NO AL MALL. Los principales argumentos esgrimidos fueron:

  • Pérdida de calidad de vida como barrio.
  • Aumento de los niveles de delincuencia al aumentar la población flotante en el entorno del sector.
  • Menoscabo en la provisión y presión de agua potable y saturación de redes de alcantarillado ante la nueva demanda.
  • Utilización altamente probable de las calles de nuestra villa para estacionamientos de vehículos que accederán al mall.
  • Impacto negativo sobre el comercio y la economía local.

A estos argumentos recogidos en la encuesta realizada, sumamos el hecho de que por las características de la altura proyectada en las edificaciones,  tendríamos pérdida de varias  horas  de  sol al día, y que se refleja en que, por ejemplo, a las 16:00 horas la sombra del mall y los edificios proyectados prácticamente cubriría la totalidad de la villa, con el consiguiente efecto de pérdida de luz solar en nuestra casas.

Todo lo anterior ha significado que la mayoría de los vecinos no aceptamos esta intervención devastadora de  nuestro barrio, ya que la concreción de un proyecto de estas características,  producirá impactos irreparables en nuestra calidad de vida y nuestro entorno.

La organización de la Coordinadora No Al Mall Vivo

Por lo anterior, y en el marco de las Mesas  Participativas convocadas por el Municipio con motivo de la actualización del Plan Regulador Comunal, fuimos conociendo a varios  dirigentes de JJVV del sector Sur de la comuna, en especial de la JJVV de Villa Olímpica,  lo cual permitió conocer y compartir la visión de devastación  inmobiliaria que está destruyendo nuestros  barrios en los últimos años. Por ello, y al calor de  la discusión de éste  y otros  temas,  vimos  la  necesidad que teníamos de:

1-. Organizarnos para  lograr detener  esta  irrupción destructiva de  las  inmobiliarias en nuestros  barrios

2.- Dar a conocer a una  mayor cantidad de nuestros  vecinos lo que sucede  en nuestra  comuna.

Confeccionamos  dípticos informativos que  repartimos  en  barrios,  ferias y a la  salida de la estación de la estación de metro Ñuble (punto de encuentro de líneas 5 y 6 de metro),  medida que  permitió a los  vecinos conocer de mejor forma la envergadura del megaproyecto, por lo que  cada día, y en mayor número,  se  han interesado en participar de actividades que nos permitan informar a más vecinos sobre esta aberración empresarial.

El aumento del  interés en evitar esta mega construcción, por distintos sectores y organizaciones de la comuna,  nos instó a crear una orgánica que nos permitiera trabajar más  organizados frente a este Mall y así nació nuestra  Coordinadora  No al Mall Vivo, a través de la cual empezamos a difundir y sensibilizar acerca de nuestra problemática en la Unión Comunal de Juntas de Vecinos, en asambleas de JJVV de la comuna y en el propio Municipio.

El largo recorrido por la institucionalidad pública

En este proceso, nos enteramos que la Seremi de Transportes y Telecomunicaciones aprobó un Estudio de Impacto sobre el Transporte Urbano  (EISTU) realizado entre el 02 y el 06 de Junio del año 2015 y aprobado al año siguiente (Ord. N° 7255 del 28/09/16).  Éste se realizó sin considerar  el alto proceso de densificación  actual  y la finalización de los trabajos del corredor del Transantiago de Vicuña Mackenna.  Solicitamos  se exija un nuevo y actualizado EISTU, donde se incluya la realidad actual del sector  con los  más de 20.000 departamentos  aprobados por  los  municipios de Ñuñoa, Santiago, San Joaquín y Macul dentro del área de influencia. Esto supone el mismo número de estacionamientos, cuyo flujo vehicular no fue incluido ni proyectado en este estudio y que será un  gran impacto no solo comunal sino  metropolitano. Otra de nuestras preocupaciones es la situación actualizada del corredor del Transantiago, eje Vicuña Mackenna, con el perfil definitivo de  sólo 2  pistas frente al proyecto donde según  el EISTU habrá 2 ingresos/egresos por calle Vicuña Mackenna.

En reunión con el Seremi de Transportes y Telecomunicaciones Eddy Roldán, se nos  mencionó explícitamente que el DOM de Ñuñoa, no responde los oficios enviados desde este Ministerio en referencia a los EISTU presentados por las  empresas  inmobiliarias,   y que es deber de las DOM leer, estudiar y enviar Observaciones, y que  en el caso de nuestra comuna, el municipio  NO emitió, lo que nos sorprendió, ya que incluía el EISTU del Mall Vivo y de otros proyectos de impacto significativo en la comuna. De esta forma, se solicitó al Servicio  de Evaluación Ambiental que se analizara este proyecto desde una  mirada  intercomunal  y  global, por cuanto ocasionará  un caos  vial, humano y afectación  grave al sistema de  vida  de  barrio  de  miles de  vecinos de cuatro  comunas de la capital. En nuestra opinión, la institucionalidad estatal debe  valorar , estudiar y ser  responsable del  tremendo  impacto  que  el proyecto provocará  no solo a  nuestras  Villas   sino que a  miles de  vecinos  de  Ñuñoa, Santiago, San Joaquín  y Macul.

Posteriormente, participamos de una audiencia  en la Intendencia  donde, en virtud de información y documentos  presentados por la Coordinadora, solicitamos a la Intendenta  Metropolitana,  en orden a que revise la documentación ingresada y vigente respecto de este proyecto, de forma de mediar para exigir al titular del proyecto un ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL serio, responsable y acabado, lo cual correspondería para un mega proyecto de equipamiento a escala mayor, y que ocasionaría un gran impacto a los vecinos que vivimos en este sector hace más de 30 años, impacto que es transversal a nuestro  barrio, nuestra comuna y a la Región Metropolitana.

Nos llegó a la Coordinadora un documento que el Director de Obras subrogante de Ñuñoa Patricio Reyes envió  al Seremi de Bienes  Nacionales, Sr. Julio Guerra (ORD N° 16 / DOM del  29 de Septiembre 2017 ) donde destaca la ALTA DENSIDAD HABITACIONAL QUE SE HA DESARROLLADO EN NUESTRA UNIDAD VECINAL, que corresponde al sector entre  Av. Matta,  Guillermo Mann, San Eugenio y Vicuña Mackenna. Hasta esa fecha se había aprobado la construcción de 8.156 departamentos,  lo que  significa  un aumento de 32.624  nuevos  vecinos, lo que ha contribuido y contribuirá en forma decisiva  al desarrollo progresivo de la gentrificación del área. A lo anterior se deben agregar  los permisos aprobados posteriormente, es decir desde Octubre de 2017 a septiembre de 2018, fecha en que se inició el periodo  de congelamiento de ingreso de proyectos a un gran sector de la comuna, producto del proceso de modificación del Plan Regulador Comunal.

La DOM de Ñuñoa aprobó el  Anteproyecto presentado por Vivo Corp. sin que  la empresa en sus  addendas  tome en cuenta  gran parte de observaciones realizadas  por el  Alcalde, donde los principales temas a considerar objetables a la Addenda  de la DIA del proyecto Mall Vivo en su primera etapa, se relacionan con: (1)  Datos del proyecto, donde se reitera la  inconsistencia respecto de los  datos presentados ante los distintos organismos; (2) Objeción  a  la etapificacion del proyecto y  se reitera  la necesidad de ser evaluada la totalidad del proyecto a desarrollar; (3) Objeción a instancias de Participación  Ciudadana del proyecto: se consideran insuficientes las acciones  realizadas y se reitera la  necesidad de  realizar un Proceso de Participación Ciudadana; y (4) Se reitera la necesidad de  realizar un EISTU actualizado y con medidas de  mitigación acordes al impacto del proyecto.

Otro punto muy importante para nosotros y bastante delicado es lo que respecta a la bodega de acopio de sustancias peligrosas contemplada en el proyecto. En relación a ésta, se reitera la necesidad de  reubicar esta bodega de tal forma que esté lo más  alejada de  las  viviendas de nuestros  vecinos y en sus addendas  no hacen mención alguna especto a  este  punto.

Sabemos que los principales impactos en la comunidad estarán presentes durante los cuatro años de construcción y permanecerán en el territorio una vez puesto en marcha el proyecto. Los vecinos se verán expuestos a un aumento de la contaminación acústica, por el uso de maquinaria pesada 24 horas al día; atmosférica, por el polvo y material particulado;  sanitaria, debido a la remoción de escombros de tierras contaminadas con metales pesados, y la posible propagación de plagas; y sufriremos los impactos de la saturación vial, producto del tránsito de camiones, incremento del tráfico y congestión. Nos preocupan enormemente los daños a la salud que se provocará especialmente en niños y ancianos, dado el aumento de las emisiones de material particulado que producirá la construcción del proyecto

Mall Vivo Ñuñoa, la transformación de nuestro entorno y el derecho a una ciudad justa

La “modernidad”, hace  más de 20 años, nos golpeó fuertemente  con la línea 5  del Metro de Santiago, cuyo emplazamiento  “fuera de tierra” se produce  justo  donde comienza  nuestra  Villa. Esto  complicó  nuestro entorno y  nos  trajo contaminación, ruido, mayor densidad del flujo peatonal , aumento de  delincuencia por  la oscuridad que  genera  el viaducto en parte importante en el interior de nuestra comunidad y con la pérdida  irremediable y definitivamente  de la  luz  solar a varias familias de la Villa.

La forma en la cual se construye y redefine tanto nuestra comuna como nuestra ciudad debe atender a las necesidades de aquellos que la habitan, en toda su diversidad y riqueza, y no sólo acoger los designios que el mercado inmobiliario impone sobre el territorio, favoreciendo la mercantilización, elitización y devastación de nuestros barrios. Para ello, es preciso escuchar la voz de los vecinos y hacerlos verdaderamente partícipes de las decisiones que afectarán radical e irremediablemente nuestras vidas y  de gran parte de la comuna.

Con preocupación y gran desazón, hemos visto como en los últimos años nuevamente la  modernidad de mano ahora de  las  inmobiliarias, ataca  ferozmente  nuestra  Vida de  Barrio.  Los edificios  residenciales que vertiginosamente se comenzaron a construir desde San Eugenio  esquina Avenida Sur hasta Carlos Dittborn han sido posibilitados por el pésimo Plan Regulador Comunal vigente en Ñuñoa y la ineficiente  fiscalización por parte de los  profesionales de la DOM, han provocado que poco a poco nuestro entorno, nuestros barrios se halla ido destruyendo,  deteriorando enormemente nuestra preciada calidad de  vida que hemos ido construyendo colectivamente durante décadas en este territorio.

Por todo esto decimos fuerte y claro: ¡Mall Vivo: No lo queremos, no lo necesitamos!

Este ataque  inmobiliario descontrolado ha devenido en múltiples alteraciones  en nuestro diario vivir, contaminación atmosférica, acústica, visual, vial, peatonal, aumento de la delincuencia lo que hace aún menos segura nuestra  vida  y la de nuestros familiares, perdida de luz solar que es un derecho humano de todos los vecinos,  perdida de privacidad, saturación de  red sanitaria, lo que trae  emanación de  pésimos  olores, pérdidas de espacios  verdes, los parques se han convertido en lugares muy sucios y peligrosos (agresiones, violaciones, asaltos) debido a la masificación la gente que circula por este aumento descontrolado de la población residente en el sector y tenemos  muy claro  que  esto empeorara cuando se inicien los trabajos de este  mega proyecto.

La empresa Vivo Corp. presentó a algunos vecinos el anteproyecto en la sala de Concejo de la Municipalidad, ahí aseguraron que según estudios “futuristas” realizados por ellos, en respuesta a  nuestra preocupación del crecimiento insostenible de  personas  circulando por las  calles dentro de nuestra villa y  calles  aledañas, aseguran que  más del 80% de los visitantes del Mall llegarán  a través de la estación Ñuble del Metro, para nosotros es otra grave preocupación debido a que esta  estación de  combinación  tiene  SOLO UNA SALIDA!!! y la única puerta de escape está ubicada  en  la vereda  norte  de calle Carlos Dittborn y el ancho de la puerta de emergencia, permite la salida de solo UNA PERSONA a la vez. La carga ocupacional del Mall es de 16.492 personas, eso  si

Hemos recorrido  en horario punta  con algunos  vecinos la estación Ñuble y es HOY  muy preocupante la situación que  se  vive en relación a  las  nulas  medidas de seguridad y zonas de escape  con que se cuenta en esta  estación y con un  Metro saturado,  colapsado de usuarios, Los que realizaron el anteproyecto del Mall Vivo, los que aprobaron el EITSU, los que aprobaron el anteproyecto en la DOM de  la  Municipalidad de Ñuñoa, evaluaron la congestión  vial y peatonal que existe HOY en este sector? Aseguran que el aumento de 16.492  personas en este espacio  no provocara colapso  vial  y humano. Nosotros denunciamos esta situación  a una ejecutiva de Metro y a la Administradora Municipal Sandra Fuentes, esperamos no decir  mañana “nosotros  lo denunciamos” como ha pasado en otras oportunidades.

Qué pasará con los usuarios  del Mall y del Metro de Santiago en caso de alguna  urgencia grave y que se  deba evacuar rápidamente esta estación de combinación?  Impresiona que  solo es  tema  para  nosotros!!

Como Coordinadora No al Mall Vivo, continuaremos  realizando actividades  para sumar aun mas vecinos en esta  ardua  tarea, hemos  realizado  marchas, foros, actos  culturales, audiencias, hemos participado en distintos foros y entrevistas viralizando nuestra lucha contra la devastación inmobiliaria en nuestra comuna,  seguiremos trabajando porque, analizando  todo lo bueno  y  malo que acarrea  una  mega proyecto  como el del Mall Vivo,  insistimos convencidos que …

NO  LO QUEREMOS…

NO LO NECESITAMOS…

NO AL  MAL  VIVO!!!!

 

Compartir: