parallax background

El Litio como excusa

Alberto Mayol: Queremos que el litio sea un polo de desarrollo vinculado a la generación de conocimientos
Julio 5, 2017
A  fines de 1988, Ernesto Fontaine describía magistralmente la naturaleza del modelo económico chileno: El beneficio neto para el país es el “excedente” sobre el costo, y no el Valor Agregado (VA) por la producción. El VA incluye este excedente, pero también incluye el pago al capital y trabajo, que son costos. Por tanto, será conveniente “fomentar” la producción sólo de aquellas actividades que generan mayores excedentes, no las que generan mayor VA.
En pocas frases, Fontaine justificaba todo el facilismo y cortoplacismo de la economía de las naciones periféricas. De los beneficios de crear empleo, desarrollo de nuevas tecnologías, creación de encadenamientos productivos, descentralización, mayor independencia de los volátiles precios de las materias primas: nada. Y es que, en la ideología económica imperante, esto no es una necesidad. Lo importante es la rentabilidad y, en un ciclo económico favorable, la ganancia inmediata nubla la visión de largo plazo.
Salvo discursos y frases hechas, poco ha cambiado. Del salitre al cobre y de ahí al litio. Nos diversificamos, dirá un entusiasta. ¡Cómo reirán las potencias industriales al escuchar a nuestros economistas! Pero mientras nuestras piedras sigan cruzando el mar, nadie se preocupará demasiado. El problema es nuestro.
Y es que hay que preguntarse: ¿Qué conocimientos hemos desarrollado? ¿Dónde están las empresas estatales que crean riqueza para sus regiones y pueblos? ¿Qué alianza estratégica entre sindicatos, gremios y Estado hemos formado para los próximos 50 años? ¿Cuáles son las universidades chilenas que deslumbran al mundo con un invento nuevo?
Obsesionados con el crecimiento anual, las tasas de interés y el precio del dólar. Nuestro proyecto país son los indicadores.
Para salir de esta situación -aparentemente congénita- se requiere un pueblo consciente y determinado. De a poco se levantan los movimientos sociales que deben formar esta voluntad, pues de ella dependerá que el Litio -la novedad de la Pulpería Chile- sea solo el comienzo de un amplio proyecto de desarrollo.

 

Compartir: