parallax background

Desde los territorios aportamos a construir una nueva política

Una mirada integral para proteger los glaciares
Octubre 14, 2016
Linao: el deporte guerrero de los pueblos originarios de Chilwe
Octubre 14, 2016
 

por Felipe Valdebenito Leiva.
Candidato a Alcalde de Temuco por la plataforma Temuko Participa.

 
 
El desafío de recuperar los territorios para los intereses de las comunidades significa la construcción de una nueva política que busque organizar voluntades colectivas al servicio de las mayorías.

Felipe Valdebenito Leiva

E n los últimos años los partidos de la Nueva Mayoría y la derecha han sufrido un alto desgaste. Esto expresa una de las dimensiones más visibles del fenómeno de desprestigio del sistema político actual. La evidencia de su compromiso con la representación de los intereses de los sectores poderosos de la sociedad en el sistema político quedó transparentado de forma dramática tras los casos de financiamiento ilegal de la política. En este mismo periodo de tiempo, se ha intensificado el malestar y el conflicto social en diferentes lugares de Chile. Las luchas estudiantiles, huelgas sindicales y diversos conflictos territoriales dan cuenta de que la capacidad de desactivación de las reivindicaciones sociales de la “vieja política” ya no es la misma que en el pasado.

En este escenario los sectores de la izquierda que buscan emerger y constituirse como una alternativa tenemos un tremendo desafío. Éste asume una característica especial desde los territorios. En estos lugares se está mostrando la mayor resistencia al extractivismo, a la destrucción de las ciudades y comunidades por el avance del negocio empresarial, las dinámicas de exclusión y mercantilización del neoliberalismo. Las clases dirigentes han convertido estos espacios en el lugar donde se tejen sus redes clientelares, imponiéndonos sus prioridades y ocupando los gobiernos locales para reproducir en esta escala la ideología del orden, la competencia y la fragmentación social.

Sin embargo, en estos mismos territorios donde es posible construir una articulación que permita orientar el malestar hacia la disputa por el control soberano de los territorios; transformar la resistencia y el malestar en fuerza y acción transformadora orientada hacia una nueva forma de hacer política, que permita que nos encontremos distintos actores excluidos social, económica y políticamente por la clase política que administra el modelo neoliberal.

El desafío de recuperar los territorios para los intereses de las comunidades significa la construcción de una nueva política que busque organizar voluntades colectivas al servicio de las mayorías. Desde Temuco hemos apostado por un esfuerzo colectivo que ha puesto en ejercicio nuevas prácticas políticas, nuevas formas de articulación y construcción. A esta iniciativa abierta la hemos llamado Temuko Participa. Este espacio reúne a diversos movimientos políticos y organizaciones de la sociedad cuyos intereses se oponen al neoliberalismo y a su forma de hacer política, orientados a construir una alternativa que busque recuperar la política para mejorar la calidad de vida de todas y todos.

Para nosotros el territorio es un espacio de la vida en común, lo que significa que es una construcción social que podemos transformar. Nuestro propósito es favorecer la construcción de una nueva soberanía comunitaria.  Esta iniciativa asume una actitud participativa, amplia y democrática como el medio para abrir camino a un nuevo proyecto histórico de sociedad. Entendemos que esto pone a las izquierdas emergentes en la disyuntiva de encarnar una posibilidad de cambio abordando las disputas territoriales –incluidas las electorales–, avanzando en la práctica hacia una soberanía comunitaria que encuentre allí una de sus bases para la construcción de un proyecto de transformación de alcance nacional.

A lo lago de todo Chile se han comenzado a abrir espacios amplios, democráticos y participativos que motivan el diálogo y la construcción de propuestas. Tal como el caso de proyectos como Temuko Participa, en estos espacios diversas organizaciones y ciudadanos han asumido compromisos con una nueva forma de hacer política que nos permita articular un proyecto de cambio social y político. Como parte de este proceso, como Movimiento Autonomista entendemos que la forma de organizar la vida en los territorios tiene que cambiar, de modo de generar espacios colectivos de realización humana para todos y todas. Es el momento que nosotros, la gente común, las organizaciones sociales y las izquierdas emergentes construyamos comunidad; recuperemos las instituciones y la política para ponerlas al servicio de las mayorías.

Compartir: